Buscar
  • Mi Mundo es Tu Mundo

Problemas mal resueltos en pareja

En las relaciones afectivas son comunes las peleas y esas diferencias que en un momento dado, marcan ciertas distancias y desacuerdos.


Por otro lado, hay un aspecto que debemos entender en primer lugar. Las discusiones pueden ser enriquecedoras. Es más, si las llevamos a cabo de manera adecuada, no suponen ningún riesgo para la relación, siempre y cuando sean enfrentadas de manera hábil y con buena comunicación.


De hecho, estos conflictos pueden hacer que la pareja se acerque aún más, adquiriendo valiosos recursos. La clave, por tanto es saber manejar el conflicto y decidir la forma en que este será solucionado antes de que se presente o cómo abordarlo cuando sea inevitable o se haya producido ya.


Las parejas que no han definido la forma en que enfrentarán los problemas o discusiones tienden a pelear, huir y quedarse con los resentimientos que se originan por lo que se dijo o se hizo, incluso durante años.


Este tipo de parejas suelen pelear y mantenerse enfadadas durante largos periodos de tiempo. Esto va provocando que la relación se enfríe, se pierda la confianza y deje de ser una pareja para convertirse en dos personas que lo único que comparten es la casa en la que habitan.



84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo